Rescate Sáhara

Cuando la gaviota le robó el bocadillo a Cris, Elo no se lo pensó dos veces. -¡Tras ella! -gritó. Los tres niños echaron a correr descalzos por la ardiente arena de la playa. Detrás de una duna perdieron de vista el mar azul. Todo lo que abarcaba su vista se había convertido en arena roja.... Leer más →

Anuncios

›› El Montserrat tiene muchos caminos. Pero es muy fácil perderse. Nunca subestime esta montaña. Hay algunos caminos y sendas muy peligrosas que dan a barrancos que están verticales […] La Masía del Montserrat, Flora Smith Memorias de un proyecto de escritora (I) Ocho horas de ruta, mil trescientos metros de desnivel positivo en apenas... Leer más →

Der unendlicher Weg (el camino infinito)

Aún queda luz en el horizonte. Son las 22:31 del sábado 12 de mayo de 2018. Es, al fin y al cabo, otro atardecer en Santiago. No quiero irme a dormir. Mañana, cuando vuelva a salir el sol, me meteré en la cápsula de despresurización del sueño y trece horas después saldré en Barcelona, a... Leer más →

Los estados de transición no son especies reales

Isómeros cuya cadena de diez monómeros, constituida por residuos de diez carbonos, tienen infinitas combinaciones en el espacio, dando propiedades únicas a sus anillos. En ocasiones, estrangulan con demasiada fuerza... Estructuras resonantes disueltas en un mar infinito color hierro oxidado, en un equilibrio siempre desplazado hacia formas emocionalmente inestables; apenas coinciden las verdaderas en un... Leer más →

San Jorge

Para todos aquellos que aún no me conocen, os diré que yo me he criado en Catalunya. Aquí, el 23 de abril siempre ha sido un día muy especial: el día de Sant Jordi. Es el día del libro y la rosa, de los certámenes literarios, los puestos de libros y flores en cada esquina, inundando... Leer más →

Entre-tren-ida en cualquier trayecto

—Ana, Ana, continua leyendo, ¡por favor! —No Ana, ya es muy tarde y mañana hay que madrugar. —¡Por favor! La niña tiró de la manga de mi pijama y me miró con ojos brillantes. Esa niña que llevaba dentro, sedienta por leer los cuentos que no le leyeron, saltar, bailar y gritar a los cuatro... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑